Type to search

Lo personal es político: la escritura de mujeres como un espacio de resistencia

Share

Las mujeres se han organizado desde la autogestión y el separatismo para crear revistas y fanzines donde plasman sus vivencias personales, manifiestan sus emociones y evidencian lo que significa ser mujer dentro de la sociedad patriarcal chilena a través de la escritura.

flores a acuarela ilustración

Revista Choras es una revista autogestionada por mujeres feministas y estudiantes de Beauchef de la Universidad de Chile. En 2016 muchas de ellas estaban cansadas debido al ambiente masculinizado en el que se enfrentaban en su cotidianidad y los nulos espacios que existían sólo para mujeres, por lo que decidieron juntarse a escribir y compartir sus experiencias para el resto de las mujeres del Campus.

Estamos en una sala del Centro de Estudiantes de Ingeniería (CEI) que piden prestada cada martes para realizar sesiones de conversaciones entre las mujeres que componen la revista. “Yo entré porque era feminista y acá hay demasiados hombres, como el 70% y yo quería espacios seguros para conversar sobre feminismo. Una amiga en un curso me contó de la revista y me incluyó” confirmó Millaluna, una de las  integrantes de la Revista Choras.

Durante mayo del 2018 miles de mujeres protestaron en las calles de todo Chile exigiendo sus derechos. El movimiento feminista despertó a mujeres de todas las generaciones de nuestro país  y tomó más fuerza que en décadas anteriores. Es por esto, que las revistas y fanzines hechas por y para mujeres, no son ninguna novedad en estos tiempos, sino más bien, una necesidad urgente bajo el contexto en el que estamos inmersas.

Revista Choras

Mujeres y escritura en Chile: una actividad de larga data

La prensa y la escritura entre mujeres, no ha surgido únicamente en esta década. Desde 1890 las mujeres se han reunido a redactar y exponer sus ideas enfrentándose al poder oligárquico, masculino y excluyente. Desafiando las normas de género y la maternidad obligatoria muchas de ellas firmaban desde los seudónimos y el anonimato.

Ejemplos de medios de y  para mujeres de aquella época son La Palanca (1900-1910), revista feminista de propaganda emancipadora de la Asociación de Costureras de Santiago. Otra publicación de principios del siglo XX es el primer periódico de la prensa obrera, La Alborada, escrito por Carmela Jeria. Sus ediciones eran distribuidas bimensualmente en las principales ciudades del país.

 Si bien, muchas de estas mujeres a inicios del siglo XX eran de una élite social, pues podían acceder -con dificultad- a la educación y escritura, desarrollaron proyectos de contenido político y social a través de la prensa.

Se produjo una “explosión de las voces”  en los años 20 donde mujeres feministas, católicas, obreras, literatas, socialistas y anarquistas, organizadas en partidos políticos, agrupaciones de caridad y/o religiosas, sindicatos o clubes de lecturas se apoderaban de lo escrito y lo público. 

Tal es el caso de  Acción Femenina (1922-1939) revista que evidenció la organización de las mujeres de la clase media reunidas en el Partido Cívico Femenino. Con una edición mensual se consolidó como una publicación importante en el espacio público ya que convivia con periódicos de la clase política masculina.

La Alborada : año 2, n° 19-42, 1906-1907 - Memoria Chilena, Biblioteca  Nacional de Chile
Fotografía de memoriachilena.gob.cl

La necesidad de las mujeres de escribir nace como una necesidad intrínseca en el ser humano. No sólo de crear por medio del arte literario, sino de construirse a sí mismas. Las mujeres escritoras de esos tiempos, revestían un cúmulo de complejidades, como lo fue insertarse en un espacio profundamente falocéntrico y político”. Afirma Constanza Richard, magíster en Literatura.

Luego del sufragio

En 1953 tras conseguir el voto femenino en las municipalidades, y luego el sufragio universal, ganaron una batalla que las reconocía como sujetas con derecho a voto y voz dentro de la democracia.

Posteriormente durante la dictadura cívico-militar en Chile comenzaron a surgir revistas de mujeres. Estas exigían el esclarecimiento de las violaciones a los derechos humanos, como por ejemplo, revista Furia, Nos/otras y Palomita.

Tras las polarizaciones políticas y la neoliberalización de las comunicaciones, decreció el número de las publicaciones por y para mujeres. Muchas mujeres, y quienes tuvieron mayor visibilidad dentro de la escritura, pasaron a ser editoras o colaboradoras de revistas comerciales. No obstante, muchas mujeres continuaron en el ejercicio de la escritura aunque no fueran parte de la esfera pública.  

A pesar de lo anterior, en el último tiempo y gracias al crecimiento del movimiento feminista, las mujeres han vuelto a escribir en distintas plataformas y formas desde la autogestión, la sororidad y la experiencia. Tal es el caso de Revista Brigida, Revista Choras, Mutta, TetasTristes Comics, entre muchas otras.

Revista Brigida 7 • Cuarto Mundo
Imagen de cuartomundo.cl

Las mujeres escribimos desde las emociones

En la actualidad las mujeres se han vuelto a organizar en espacios seguros para manifestar sus identidades y vivencias. Así lo explicó la escritora de Quiltras y Que explote todo, Arelis Uribe “mi estética, mi literatura, es la expresión de todo lo que soy. Porque soy mujer, chola, periodista, hija de papás trabajadores, soy criada en gran avenida, entonces todas esas cosas están presentes a la hora de escribir y así, mujeres se identifiquen o empaticen con mi situación como las de otras mujeres en ciudades remotas y que son menos privilegiadas” .

“Se generan conversaciones distintas, entre mujeres hay cosas que son implícitas decirlas porque todas sabemos que se siente el acoso callejero, como cuando los hombres te interrumpen cuando hablan o no se dan cuenta como se acabronan con los puestos de decisión. Por lo que las formas y lazos son distintos”

Arelis Uribe.

 De tal forma las mujeres han optado por el separatismo, espacios exclusivos de mujeres, no sólo por la confianza de poder compartir sentimientos entre sí sin ser juzgadas, sino también por los períodos en que requiere compartirse a través de las letras.

“Nosotras empezamos el 2016 y sólo hemos sacado cuatro revistas y aparecen porque tienen que aparecer. Cada una debe crear sus escritos desde sus  habilidades y emociones. No nos ponemos metas ni nos obligamos a publicar en determinados tiempos, pues dejamos que las emociones fluyan y nos encontremos con nosotras mismas y las demás”, dijo Michelle, integrante de Revista Choras.

Revistas y fanzines autogestionadas e independientes

En Chile existe una alta concentración de medios y estos están en manos de pocas personas poderosas, por lo que no existe un pluralismo de revistas ni un fortalecimiento a que estas mismas se creen, además varias de las que ya existían han sido cerradas. Por tales motivos, varias mujeres de distintas ideologías y corrientes del feminismo han escogido la autogestión para distribuir sus ediciones.

“Nosotras no le pedimos  ni le debemos nada a nadie. La autogestión no es fácil pero se puede lograr y puedes hacer un proyecto tan lindo como éste. Debes utilizar materiales reciclables y económicos. Lo más importante de este tipo de plataformas es no seguir dando crédito a grandes voces, sino más bien, dar espacio a otras mujeres, otras historias”. Declaró Constanza Muhr, perteneciente al proyecto Eunoia Ediciones y la revista Mutta -feministas y antiespecistas-.

Escritura e ilustración

Por tal motivo, la creación de revistas como de fanzines independientes requieren no sólo de mujeres que escriban sino también, de diseños e ilustraciones. “Cada dibujo está asociado a un sentimiento o una sensación, y a la necesidad de transmitirlas. Muchos de mis dibujos provienen de la rabia y la disconformidad frente a la situación de las mujeres en el mundo en general. En mi caso, muchas veces los mensajes son más bien simbólicos o indirectos, pero la intención que está detrás siempre tiene que ver con esa perspectiva y también, de aportar y embellecer la escritura femenina”. Dijo Nikolo, artista visual colaboradora de TetasTristes Comics, famoso fanzine feminista en la actualidad de reconocidas dibujantes.

Tetas Tristes Cómics — supnemcomix: Hoy estuve leyendo ...
Ilustración de tetastristes.tumblr.com

Las revistas de mujeres no están exclusivamente asociadas a partidos políticos, sino al gusto de exteriorizar y denunciar que lo personal es político. “Yo creo que es necesario tener más mujeres creando las cosas que quieren crear. Sea un medio, un libro, revista, fanzine y sin pensar que por ser mujer no pueden hacerlo (…) la forma de moldear el poder es una forma masculina, porque ellos son quienes están en los espacios que se ordenan y se organiza el mundo y las instituciones. Por lo que es un hecho político disputar el poder desde las letras y los medios como en otras trincheras y ámbitos”. Afirmó la literata, Arelis Uribe. 

Tags:
Andrea Pozo

Periodista y comunicadora social de la Universidad de Chile. Me gusta escribir y leer a otras mujeres. @andybrava_

  • 1

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Revisa nuestro contenido