Type to search

Share

El 10 de septiembre es el Día Mundial para la Prevención del suicidio y según la OMS las causas para esto pueden ser psicológicas, sociales, biológicas, culturales y ambientales. Hoy recordamos las historias de mujeres que han acabado con su vida por causa de la violencia machista que vivieron. 

Gabriela Marín

El 7 de agosto del 2012, Gabriela salió de un cibercafé en San Fernando y fue capturada por un hombre que la amenazó con un cuchillo. Este la llevó a unos vagones desocupados en la línea férrea en el paseo peatonal de Tres Montes del cual salieron dos hombres más. Allí, Gabriela fue violada y torturada por los sujetos, quienes introdujeron piedras en su cuerpo y arrancaron su pelo. 

Gabriela logró escapar y se refugió en la casa de una familiar, donde hicieron la primera denuncia a Carabineros. Volvieron a lugar del crimen y capturaron a sus agresores cuando Gabriela logró identificarlos, sin embargo debido a la nula participación del fiscal en jefe de San Fernando, la detención se clasificó como ilegal por el tribunal y los sujetos quedaron libres. 

Desde ese día Gabriela de 23 años, madre de dos hijos de 2 y 5 años y parvularia de profesión, tuvo que vivir con la angustia de volver a ver a sus agresores en las calles. Un mes después, luego de haber pedido ayuda pero haberse visto desamparada por el sistema médico y judicial, Gabriela se suicidó. 

“Perdóname. Solo eso. Por no ser la hermana fuerte. No pude ser. Te pido que esto no se quede así. Haz que paguen”

Carta de Gabriela Marín a su hermanos

En una carta que dejó dirigida a su hermano expresa el sentimiento de injusticia e impunidad que la llevaron a tomar esa decisión y aún en sus últimos días siguió exigiendo la justicia que merecía. Hasta el día de hoy su familia exige justicia, ya que sus agresores, identificados como Cristián Briones Becerra, Yonatan Pizarro Canales y un tercero que continua sin identificación, siguen libres y sin sanciones por el horrendo acto de violencia machista.

El Ciudadano | ¿Por qué no hay justicia para Gabriela Marín?
Fotografía de El Ciudadano

Anaís Godoy

Mural “Justicia por Anaís” marca precedente en la lucha contra el acoso y  abuso sexual | Elquiglobal
Fotografía de laserenaonline.cl

El 18 de septiembre de 2018, Anaís se encontraba en la Pampilla de San Isidro con su familia, quienes tenían la tradición de poner un “puesto” para las fiestas patrias. En la madrugada de ese día Anaís se encontraba con dos amigas cuando apareció Daniel Soto, su agresor. Soto la separó a la fuerza y la agredió sexualmente, en ese entonces Anaís tenía 14 años

Luego de la agresión sus amigos, amigas y familiares notaron bruscos cambios en su personalidad, entró en una fuerte depresión. Después de un mes Anaís le comentó lo ocurrido a su profesora, sin embargo ni ella ni la escuela la ayudaron en la denuncia. No fue hasta que le contó lo ocurrido a su familia que pudieron poner una denuncia en la Policía de Investigaciones. 

Casi dos años después, su agresor se encontraba preso en la cárcel de Huachalalume por otros delitos cuando Anaís se enteró de que podría salir en libertad. Soto y su familia habían acosado a Anaís varias veces luego de la agresión. Frente a este escenario tan abrumador, el 28 de junio con 16 años, Anaís se suicida en su casa en Vicuña, comuna del Elqui.

Anaís dejó una carta donde le pide a sus padres que consigan justicia por ella y por otras víctimas de Soto, una de ellas quien pudo conocer antes de suicidarse a través de una denuncia por redes sociales. Por esto agrupaciones feministas y personas de la comunidad de Vicuña se han manifestado para exigir #JusticiaparaAnaís, hashtag que han viralizado por redes sociales. 

Fotografía de lavozdelosquesobran.cl

Antonia Barra

Antonia Barra: el caso de la joven de 21 años que se suicidó tras ser  violada que estremece a Chile - BBC News Mundo
Fotografía de bbc.com

El 18 de septiembre del 2019 Antonia se despertó en una cabaña con Martín Pradenas encima suyo. Luego de gritarle y apartarlo se fue del lugar, ubicado en Pucón. Antonia había sido abusada sexualemente por Pradenas la noche anterior, luego de que este la persiguiera en una discoteque, donde se encontraba junto a una amiga de ella y su pareja. 

El caso de Antonia ha sido un caso emblemático por el suicido a causa de la violencia machista. Luego de ser juzgada y puesta en duda por amigos y su expareja, y por el miedo que le provocaba relatarle su violación a sus padres, Antonia se suicida un mes después, tenía 21 años. 

Hoy en día Pradenas se encuentra en prisión preventiva, luego de que la Corte Suprema confirmara la decisión de la Corte de Apelaciones de Temuco. Además con la investigación se ha probado que Antonia no fue la única víctima de Padrenas, ya que se consideran al menos 3 víctimas más. 

pradenas en defensa en zoom
Audiencia Pradenas
Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Revisa nuestro contenido