Type to search

Píldora anticonceptiva como causa de Trombosis

Share

María Belén Hernández Rojas tiene 26 años y es psicóloga comunitaria en un centro de fortalecimiento de competencias parentales. Aquí relata su experiencia con la trombosis y la relación de esta con la píldora anticonceptiva. También alerta sobre un tema tan sensible como es el desconocimiento de enfermedades que afectan a mujeres.

Por María Belén Hernández Rojas

Actualmente más de 70.000 mujeres en nuestro país utilizan la píldora anticonceptiva como método de prevención de embarazo, reconociendo su efectividad y beneficios al momento de decidir sobre nuestros cuerpos.

Poco se conoce sobre los efectos adversos y contraindicaciones, específicamente respecto de la relación entre la píldora anticonceptiva como causa de trombosis. Frente a esto no existen estudios concluyentes.

Resulta importante estar informadas sobre los riesgos asociados al consumo de la píldora, sumado a conocer nuestros antecedentes médicos y familiares, a fin de elegir realmente el método anticonceptivo en que los riesgos de su consumo sean menores.

Las alertas de la trombosis

Desde mi experiencia, puedo decir que un dolor en la pierna fue la alerta frente al consumo del anticonceptivo compuesto “Tinelle”. Pasé por distintos diagnósticos y negligencias por resultados erróneos.

El traslado del dolor, inflamación y color, alertaron sobre la posibilidad de una Trombosis. No obstante, no contaba con antecedentes de riesgo que pudiesen predisponer ese diagnóstico. El dolor en mi pierna se incrementaba, hasta que finalmente un examen revela la presencia de un coágulo, el diagnóstico, Trombosis Venosa Profunda (TVP).

Frente a esto, el médico me explica que la píldora anticonceptiva es un método combinado (estrógenos y progestágenos) que en algunos casos inhibe la acción anticoagulante de nuestro organismo, presentando un mayor riesgo de generar trombos en su uso prolongado.

También reconoce que en mujeres con antecedentes de TVP en la familia, se categoriza a la paciente “bajo una condición en la que el uso del método (anticonceptivo) representa un riesgo inaceptable para salud”.

El diagnóstico

Al enterarme del diagnóstico, pensaba en todas las formas en que se pudo haber evitado. Pensaba en la primera vez que fui al ginecólogo y como me habían recetado pastillas anticonceptivas sin realizar exámenes previos y sin despejar mi historial médico.

Pensaba en la importancia de estar informadas. En el enorme peso que cargamos ante un enfoque de prevención de embarazo dirigido solo a mujeres, además del bajo acceso a la salud sexual y reproductiva.

Cuento mi experiencia porque no deseo que alguien más pase por lo mismo. Los gastos en consultas médicas, exámenes y medicamentos son altos, además del agotamiento físico y mental que produce una situación así.

Me encuentro con anticoagulantes y medidas preventivas para disminuir el riesgo de aparición de otro coágulo. No puedo volver a consumir la píldora anticonceptiva ante el riesgo asociado.

Te escribo para que por favor puedas escuchar tu cuerpo ante cualquier alerta o síntoma de malestar (dolores frecuentes de cabeza, náuseas, adormecimiento de extremidades). Conoce tu historia familiar médica.

Exige una adecuada anamnesis y con ella el acceso al abanico de métodos anticonceptivos aptos para ti. Evaluando de manera conjunta con tu especialista las ventajas y riesgos.

Si bien la píldora es efectiva en el control de embarazos, de igual manera debemos sopesar los riesgos que puede producir su consumo. Cuida tu cuerpo, escucha las alertas y no temas consultar por diferentes opciones anticonceptivas que resulten acordes para ti.

mujer sujetando un espejo que refleja su rostro y pastillas para relato sobre la trombosis en revista bravas. Photo by Unsplash
Mujer sujetando un espejo que refleja su rostro y pastillas

Tags:

Te podría interesar...

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Revisa nuestro contenido