Type to search

Justicia Espada, la chilena a la que Google honra

Share

Su particular nombre no es lo que más llama la atención, sino sus logros académicos y trayectoria. Fue la primera mujer en estudiar ingeniería en Sudamérica, lo que hoy convierte a Justicia Espada en todo un referente femenino.

Este 14 de enero es el aniversario del nacimiento de Justicia Espada. La primera mujer de la región en estudiar Ingeniería en una época en que las mujeres en Chile no tenían siquiera derecho a voto.

Por eso este año el buscador le dedicó su doodle, como le dicen a la alteración temporal del logotipo en la página principal de Google.

Ilustración de Google en homenaje a Justicia Espada.
Ilustración de Google en homenaje a Justicia Espada.

Se abrió paso en un mundo de hombres

Nació en Santiago en 1893 en una familia de ocho hijos. Su padre, un ingeniero también, se encargó de que sus hijas pudieran tener autonomía y educación al igual que los varones de la familia, a pesar de las fuertes normas de género de la época. 

Justicia ingresó en un comienzo a Pedagogía en Matemáticas en la Universidad de Chile, para luego optar por Ingeniería Civil en la misma universidad. Se graduó de ahí en 1919 sin haber reprobado ningún ramo.

Durante esos años la participación de mujeres en la educación superior era sumamente escasa. Incluso en su casa de estudio ni siquiera habían baños femeninos. Esto aún cuando las mujeres chilenas podían estudiar en la universidad desde 1877 gracias al decreto Amunátegui.

Justicia Espada junto a sus compañeros de generación.
Justicia Espada junto a sus compañeros de generación.

Justicia Espada, un referente

Para esa época, las pocas mujeres universitarias optaban comúnmente por carreras como pedagogía, medicina, enfermería y trabajo social. Para 1959 las mujeres representaban el 1% de la matrícula de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

Justicia Espada, también conocida como Justicia Acuña Mena -los apellidos de sus progenitores que adoptó a los 21 años-, se matriculó en 1913. Tuvieron que pasar 15 años para que recién se aprobara el voto femenino en las elecciones municipales (1934) y 30 años para las presidenciales (1949).

Luego de eso, comenzó a trabajar en 1920 en Ferrocarriles del Estado como calculista en el Departamento de Vías y Obras, de donde se jubiló en 1954.

Retrato fotográfico de Justicia, primera ingeniera de Sudamérica.
Retrato fotográfico de Justicia, primera ingeniera de Sudamérica.

Frente a estos logros, actualmente es reconocida dentro de la academia y motivo de inspiración para otras mujeres

El Colegio de Ingenieros de Chile la incorporó a su “Galería de Ingenieros Ilustres” y en 1990 se instauró el premio Justicia Acuña. Este se entrega cada dos años a una mujer destacada en la profesión. 

El premio Justicia Acuña Mena año 2020 fue entregado a la Dra. Viviana Meruane, quien en dicha ocasión señaló que “Justicia Acuña Mena es una inspiración para muchas de nosotras, fue la primera mujer ingeniera en el país, tuvo la valentía de estudiar y ejercer en un mundo que hasta el momento era de hombres”.

“Gracias a su ejemplo, hoy vemos cada vez más ingenieras que destacan en su profesión” dijo Meruane, según consignó programaima.cl.

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Revisa nuestro contenido